Valoración económica de la actividad pesquera en el complejo lagunar Bahía Magdalena-Almejas, B.C.S., México.

Explorar la Viz

Close

Las comunidades de Puerto San Carlos y Puerto Chale forman parte del complejo lagunar Bahía Magdalena-Almejas (BMA), sin embargo presentan diferencias en cuanto a los recursos pesqueros que aprovechan, las zonas de pesca que utilizan y las ganancias que obtienen (1). Puerto San Carlos, localizada en la zona central dentro del complejo, es la comunidad más grande y con la mayor flota ribereña pesquera (646 pangas). Sus recursos pesqueros más importantes son: las almejas, jaiba y camarón (2). Puerto Chale, localizado al sur del complejo, cuenta con 112 pangas y depende principalmente de 12 especies que se extraen de los canales, del manglar e incluso de la parte externa del complejo (1).

Desde el 2012 hemos monitoreado las pesquerías de la región con la ayuda de los pescadores para entender la dinámica pesquera de estas comunidades. Al darnos cuenta de las diferencias que se presentan entre comunidades, decidimos hacer un primer ejercicio de valoración económica para conocer la contribución de cada pesquería a la economía local y regional. Estimamos las ganancias totales para 15 pesquerías que hemos monitoreado desde 2012 en Puerto San Carlos y Puerto Chale: almeja generosa (Panopea generosa), botete (Sphoeroides annulatus), camarón azul y café (Litopenaeus stylirostris, Farfantepenaeus  californiensis), huachinango (Lutjanus peru) , pierna (Caulolatilus princeps), jaiba (Callinectes sp), tiburones y mantas (Mustelus sp., Carcharhinus sp., Sphyrna sp., Rhinoptera steindachneri), estacuda (Hyporthodus niphobles), jurel (Seriola lalandi), meros y cabrillas (Epinephelus sp., Mycteroperca  sp.), pargos (Lutjanus sp.), verdillo (Paralabrax nebulifer) y vieja (Semicossyphus pulcher). Los cálculos de costos y ganancias se realizaron con datos generados en el 2016 a través de nuestro Programa de Ciencia Colaborativa (PCC) (3), que incluyen datos de capturas pesqueras provenientes de 2338 viajes de pesca. Calculamos el costo de la gasolina utilizando el gasto promedio (en litros) por viaje de pesca y el precio promedio por litro de gasolina en el 2016. El costo total del arte de pesca, utilizado en cada pesquería, se calculó sumando el precio del arte de pesca y el costo de las reparaciones que se realizan durante el tiempo total que utilizan cada arte de pesca particular (tiempo de vida de la red, chinchorro o piola y anzuelo). El resultado lo dividimos entre el número de pesquerías donde se utiliza el mismo arte de pesca. Calculamos un promedio del precio por kilogramo de captura para cada especie utilizando nuestros datos generados en el 2016. Además, simulamos dos escenarios: (1) mejor escenario: cuando se obtiene el mejor rendimiento de las distintas pesquerías, o bien, una buena temporada de pesca; y (2) peor escenario: cuando se reducen las ganancias o el rendimiento baja un 50%. Nuestro común denominador es el número de viajes realizados por pesquería por temporada.

Resultados y Conclusión

En el mejor escenario, estimamos que la pesca genera más de $1,300 MDP en Puerto San Carlos y 55 MDP en Puerto Chale anualmente. Cuando las condiciones en las pesquerías son adversas, un escenario malo, las ganancias se reducen casi en un 50% ($760 MDP para Puerto San Carlos y $27 MDP para Puerto Chale). En Puerto San Carlos las pesquerías de almeja generosa, camarón café y camarón azul son las que generan mayores ganancias: en promedio cada panga genera más de 3 millones de pesos al año para cada una de estas pesquerías. En Puerto Chale las pesquerías de estacuda, pierna y tiburones/mantas son las más productivas económicamente: en promedio cada panga de estacuda genera más de 400 mil pesos al año mientras que las pesquerías de pierna y tiburones/mantas generan más de 200 mil pesos al año por panga.

+ Bibliografía:
  1. J. José Cota-Nieto, Victoria Jiménez-Esquivel, Ismael Mascareñas-Osorio (2016): Share Bahía Magdalena: hábitat diversity sustains fisheries. DataMares. Interactive Resource: http://dx.doi.org/10.13022/M3HP4F
  2. J. José Cota-Nieto, Victoria Jiménez-Esquivel, Ismael Mascareñas-Osorio (2015): La pesca en Bahía Magdalena - Almejas: motor económico para B.C.S. DataMares. Interactive Resource: http://dx.doi.org/10.13022/M3GW2F
  3. Comprender las interacciones entre el ecosistema y los componentes biológicos, económicos y sociales de una pesquería es fundamental para desarrollar estrategias de manejo que promuevan la pesca sostenible. La extracción de recursos necesita acomodar diversos usos y objetivos a través de múltiples escalas y sectores. Esto puede ser social y políticamente desafiante debido al número de personas involucradas y su alta dependencia de los recursos costeros y marinos como alimento y recursos de subsistencia. Nos hemos asociado con pescadores y comunidades locales para generar datos pesqueros, biológicos, económicos y espaciales con el fin de identificar y comprender las interacciones entre las actividades de pesca artesanal, las especies objetivo, las especies protegidas y las AMPs.