La importancia de las células urticantes para la identificación de las anémonas de mar

Explorar la Viz

Close

¿Alguna vez has sido picado por una medusa o escuchado sobre eso? Miles de bañistas y buzos alrededor del mundo han sudrido el ardor y/o picor que deja estos animales. Las medusas son organismos que pertenecen a un grupo de animales llamado Cnidarios, que se caracterizan por tener células urticantes conocidas como cnidocitos1. Los cnidocitos cuentan con un orgánulo llamado cnidocisto o cnido, el cual es una pequeña cápsula no mayor a un milimetro con un arpón enrollado por dentro. Éstas cápsulas se encuentran en todo el cuerpo de la anémona y al sentir alguna fricción o contacto automáticamente disparan el arpón. Los cnidocitos son muy útiles, ya que las utilizan para cazar a sus presas, defenderse de sus enemigos o para pelear por territorio2.

Las anémonas de mar también se conocen como flores de mar por su parecido y gran belleza. A diferencia de las medusas, las anémonas de mar viven sobre el fondo marino y se fijan a sustratos duros como rocas, ramas de manglar o conchas de cangrejos ermitaños. También hay anémonas que se entierran en sustratos blandos como la arena. Las anémonas de mar viven en todos los hábitats marinos, desde los polos hasta zonas cálidas y a grandes profundidades3. Los científicos encargados de identificar las distintas especies de anémonas de mar requieren observar características externas e internas, lo cual en ocasiones puede ser una tarea difícil ya que pueden existir muchas semejanzas entre una especie y otra. Es aquí donde son de gran ayuda los cnidocistos: cada especie de anémona de mar presenta distintas formas y tamaños de cnidocitos en su cuerpo. Conocer los tipos de cnidocistos presentes en cada especie de anémona de mar facilita la compleja tarea de distinguirlas en sí. Aquí se describe cómo utilizamos estas células urticantes para distinguir a las especies que se encuentran en la Bahía de La Paz, al sur del Golfo de California, México.
Resultados y Conclusión
Encontramos nueve especies distintas de anémonas de mar en la Bahía de La Paz, las cuales presentaron distintas composiciones de cnidocistos. El presentar diferentes tipos de cnidocistos es considerado característica diagnóstica (características únicas para cada especie), lo cual ayuda a distinguir especies. Las anemonas de mar presentan pocas características externas (como la presencia de verrugas y/o vesículas, tipo de base, tentáculos, etc.) que permiten distinguirlas entre sí, por esto es necesario examinar la anatomía interna (presencia y forma de músculos y la composición de cnidocistos). En este trabajo enfatizamos la importancia y la gran utilidad de las células urticantes en la identificación de las anémonas de mar. Los resultados nos ayudan a comprender más sobre el estudio taxonómico de este grupo, el cual es desconocido por muchos científicos, como también identificar claramente las distintas especies que existen y que contribuyen a la riqueza de especies de México.

+ Bibliografía:
1. Daly, M., Brugler, M.R., Cartwright, P., Collins, A.G., Dawson, M.N., Fautin, D.G., France, S.C., McFadden, C.S., Opresko, D.M., Rodríguez, E., Romano, S.L. & Stake, J.L. (2007) The phylum Cnidaria: A review of phylogenetic patterns and diversity 300 years after Linnaeus. Zootaxa, 1668, 127–182. 2. Mariscal, R. N. (1984) Cnidaria: Cnidae. In: Bereiter-Hahn, J., Matoltsy, A. G., & Richards, K. S. (Eds.), Springer-Verlag Berlin Heidelberg. Vol. 1. Biology of the Integument. Vol. I. Invertebrates. New York, pp. 57–68. 1. Rodríguez, E., Barbeitos, M.C., Brugler, M.R., Crowley, L.M., Grajales, A., Gusmão, L., Häussermann, V., Reft, A. & Daly, M. (2014) Hidden among Sea Anemones: The First Comprehensive Phylogenetic Reconstruccion of the Order Actiniaria (Cnidaria, Anthozoa, Hexacorallia) Reveals a Novel Group of Hexacorals. PLoS ONE, 9 (5), 1–17.