Close

palabra clave:

Manglares distantes comparten comunidades de peces similares, mientras que manglares vecinos pueden ser diferentes

Los bosques de manglar forman ecosistemas de elevada productividad y complejidad en los bordes de los mares tropicales, y provén hábitat clave para muchas especies de animales. Son el hogar de mamíferos terrestres, reptiles, bandadas de aves migratorias o residentes y cardúmenes de peces que usan el fondo sumergido de los bosques de manglar como zonas de crianza y áreas de alimentación, los manglares están repletos de vida (1). Algunos peces, como el comercialmente importante pargo amarillo (Lutjanus argentiventris), dependen de los hábitat estuarinos utilizados como zonas de crianza en su primer año de vida (2). Estos y otros muchos peces pequeños y juveniles encuentran alimento y protección contra los depredadores entre el enredo de raíces del manglar rojo (Rhizophora mangle) en el borde del bosque. Este hábitat de transición tierra-mar puede representar una guardería de peces altamente productiva (3). Por ejemplo, cada hectárea de franja de manglar adiciona un ingreso de $37,500 anualmente a la pesquería del pargo amarillo en el Golfo de California (4).

image description

En 2015, un equipo de investigadores de la Fundación Charles Darwin y Scripps Institution of Oceanography, con el apoyo de la Dirección del Parque Nacional de Galápagos y apoyado por una beca de conectividad del Helmsley Charitable Trust, caracterizó el rol del hábitat de manglar a través del Pacífico Oriental Tropical. Nuestra evaluación de la composición de las comunidades de peces incluyo no únicamente sitios tanto en el centro como el sur del Golfo de California, también realizamos evaluaciones paralelas en manglares de la Reserva Marina de Galápagos, Ecuador. En ambos lugares, los manglares proveen hábitat a las comunidades de peces, con muchas especies compartidas. Sin embargo, los manglares de las islas Galápagos se separan de los del Golfo de California por tener mayor afinidad tropical y la exposición a diferentes corrientes oceánicas y régimen climático. Además, Galápagos en su conjunto representa un sistema natural con un menor impacto humano que el Golfo de California, con sobrepesca ejerciendo menos impacto en las comunidades de peces costeros.

Nuestro objetivo fue explorar las diferencias en la composición de las comunidades de peces asociadas a los manglares, tanto localmente (entre sitios) como entre el Archipiélago de Galápagos y el Golfo de California. En cada sitio se realizaron censos visuales por medio de buceo libre recorriendo transectos subacuáticos (50 m x 2 m) a través de la franja del manglar, registrando la especie y la abundancia de todos los peces observados.

Principales hallazgos

Con base en la composición de la comunidad de peces (la diversidad de especies y la abundancia de cada especie), encontramos que los 52 sitios de estudio pueden dividirse en 12 grupos. Al interior de los grupos, todos los sitios contienen aproximadamente la misma comunidad de peces, mientras que las comunidades de peces de los diferentes grupos son distintas. Algunas de las comunidades que conforman estos 12 grupos no son tan distintas entre sí, mientras que otras son bastante exclusivas.

El diagrama de árbol (o dendrograma) nos ayuda a identificar las relaciones entre los grupos. Cada grupo tiene su propio color en el mapa y es identificado por una letra (A – L) al pie del diagrama de árbol.  La raíces de los arboles de manglar se separan al llegar al agua y cada grupo de sitios corresponde a una punta de raíz. Los grupos con comunidad de peces similares se dividen al inferior del diagrama, mientras que los grupos con comunidades muy diferentes se separan mas cerca de la parte superior de las raíces.

Por ejemplo, observa que los grupos G, H, e I conforman una rama en el diagrama de árbol. Estas comunidades tienen mayor similitud entre sí que con cualquier otra incluida en el estudio. Es posible observar en el mapa que estas comunidades también están en similar área de la misma isla de las Galápagos. El grupo L se separa de todos los demás desde la primera división en la parte superior de las raíces en el diagrama; esta comunidad es la mas distinta de las demás. Observa, sin embargo, que la comunidad que integra este grupo esta situado cerca de sitios con comunidades muy diferentes. Por lo tanto, grandes diferencias en comunidades de peces pueden verse en bosques de manglar separados por unos cuantos kilómetros. No obstante, otros grupos, como el J, muestran que pueden haber similitudes aún entre sitios muy distantes.

Muchas especies son compartidas entre los manglares del Golfo de California y los de Galápagos, pero en general sitios en la misma región geográfica tienden a tener mayor similitud entre comunidades. Sin embargo, excepciones interesantes pueden ocurrir. Los sitios de San Lucas, en la región central del Golfo de California, y Urbina II, en isla Isabela en las Galápagos, tienen comunidades de peces similares aunque estas estén separadas geográficamente por miles de kilómetros. Y aunque los sitios que integran el grupo K están ubicados cerca de otros sitios en el Golfo de California, comparten una comunidad muy distinta de cualquier otra.

La diversidad en las comunidades, incluso en escalas geográficas relativamente pequeñas, en las islas Galápagos y el Golfo de California, destaca lo mucho que aún tenemos que aprender sobre los procesos ecológicos que generan estos patrones en la distribuciones de las especies de peces. Por lo tanto, el estudio de estas comunidades presenta una oportunidad para la investigación dirigida a comprender cómo las poblaciones se estructuran a través de los ambientes naturales. Además, en vista de esta diversidad de especies local, los responsables de las estrategias de conservación y gestión de recursos deben incluir un amplio conjunto de hábitats dentro de las áreas protegidas. Nuestros resultados muestran que la protección de una sola área podría representar la perdida de componentes importantes de la diversidad en las comunidades de peces

1. Nagelkerken I, Blaber SJM, Bouillon S, Green P, Haywood M, et al. (2008) The habitat function of mangroves for terrestrial and marine fauna: a review. Aquatic Biology 89: 155–185. 2. Aburto-Oropeza O, Domínguez-Guerrero I, Cota-Nieto J, Plomozo-Lugo T (2009) Recruitment and ontogenetic habitat shifts of the yellow snapper (Lutjanus argentiventris) in the Gulf of California. Mar Biol 156: 2461-2472. 3. Costa MT, Dominguez-Guerrero I, Cota-Nieto J, Ezcurra E, and Aburto-Oropeza O (2015) Mangroves are snapper generators. DataMares. InteractiveResource. http://dx.doi.org/10.13022/M3JS3D. 4. Aburto-Oropeza O, Ezcurra E, Danemann G, Valdez V, Murray J, Sala E (2008) Mangroves in the Gulf of California increase fishery yields. PNAS 105: 10456-10459.